l Introducción    

La flor de loto de Katmandú

Nepal nació a partir de una flor de loto mágica en el lago que ocupaba el valle de Katmandú. Hoy, Nepal recuerda a tierra de meditación y armonía, donde lo espiritual sobrepasa los conflictos políticos, con una cultura y un arte extraordinarios. Hasta el 18 de mayo de este año, que fue declarado estado secular, era el único reino hindú del mundo.

 
 
l Historia  

La prehistoria de Nepal no está clara hasta el siglo VIII a.C.

La leyenda cuenta que el Valle de Katmandú fue en sus orígenes un hermoso lago en el que flotaba una flor de loto de la que emanaba una mágica luz. El patriarca chino Manjushri decidió, ante tanta belleza, drenar el agua del lago para que la flor se posara en el suelo y utilizó su espada para cortar la pared que encerraba el valle y permitir que el agua saliera. En el lugar que el loto se posó, el patriarca construyó un templo, la stupa de Swayambhunath y un pequeño pueblo de madera denominado Manjupatan. Se desconoce si esta leyenda contiene parte de verdad, pero lo cierto es que los geólogos han comprobado que el Valle estuvo en la antigüedad cubierto de agua.

 

En el siglo VIII a.C. aparece la Cultura Kirati con la invasión de estos pueblos que fundaron en el valle un reino en el que gobernaron 28 monarcas como Yalambar, el más famoso de ellos. Los kirati eran avezados comerciantes y ganaderos. Después vinieron los Lichhavis procedentes de la India y reinaron desde el siglo IV al VII d.C. Los Takuris tuvieron como principal monarca a Amshurvarma, sucediéndole la Dinastía Gupta que consiguió hacer de este país un reino independiente.

Del siglo XIII al XVIII subieron al poder los Mallas que consolidaron la hegemonía del Nepal. A mediados del siglo XIX, Jung Bahadur Rana se hace con el poder asesinando al monarca legítimo, poniendo en su lugar a un títere' nombrado por él, constituyendo el cargo hereditario, que gobierna bajo el título de Primer Ministro Rana. Los Rana gobernaran el Tíbet durante un siglo hasta que en 1950 una revuelta popular acaba con esta dictadura.

En 1951 regresa al Nepal el rey Tribhuvan Bir Bikram que fallece cuatro años después y es sustituido por su hijo Mahendra Bir Bikram Shah. Posteriormente, el país ingresa en la Organización de Naciones Unidas y en 1959 se promulga una nueva Constitución y se celebran las primeras elecciones del país en las que vence el Partido del Congreso.

Sin embargo, un año después, el monarca acaba con la incipiente democracia declarando ineficaz el sistema parlamentario. A partir de 1961 se proclama un sistema de democracia dirigida sin partidos políticos. En 1972 muere el rey al que le sucede su hijo Birendra que continúa con la misma política de su padre. En 1980 unos comicios ratifican el poder del rey rechazando la democracia parlamentaria.

En 1983 el rey nombra a Nepal como estado de paz y recibe el respaldo de 37 países que en 1988 serán ya 97 países, a excepción de la India y Moscú, que no reconocen esta zona de paz.

En 1990 el rey disuelve la Asamblea y se forma un nuevo gobierno con K.P. Bhattaral como primer ministro. El monarca presenta una nueva Constitución en la que se establece la democracia multipartidista. En 1994 continúa como Jefe del Estado el rey Birendra Shah y como jefe de gobierno que dirige la nación, Mohan Adhikari.

En el 2001, según fuentes oficiales del gobierno nepalí, el príncipe heredero Dipendra asesinó a sus padres, el rey Birendra y la reina Aishwaryaen, posteriormente entraría en estado de coma tras intentar suicidarse.